YA PUEDES PEDIR TUS VINOS EN AMAZON.COM.MX

El vino y la salud: verdades y mitos

marzo 01, 2019

El vino y la salud: verdades y mitos

Vino y salud

Cualquier problema pierde importancia con una copa de vino en la mano. Además de tener efectos relajantes y su capacidad para desinhibir hasta al más tímido de los acompañantes, el vino es una de las bebidas más beneficiosas que existen. Incluso Hipócrates, el “padre de la medicina” lo utilizaba como tónico para tratar algunas de las enfermedades de su época.

Este manjar de dioses no solamente es placentero, sino que, al consumirlo con moderación puede tener propiedades tremendamente útiles y favorables. A pesar de ser el consentido de muchos, el vino no deja de causar polémica, rodeándose de varios mitos y verdades que buscaremos aclarar en este artículo.

VERDADES

  • El vino tinto retarda el envejecimiento: esta propiedad se la debemos al alto contenido de antioxidantes presentes en la piel de la uva, la cual se utiliza para darle color al vino. Según la Facultad Médica de Harvard, el resveratrol, promueve la longevidad, cuando se consume moderadamente.
  • Beber una copa de vino nos hace más felices: de a cuerdo a un estudio realizado por la Universidad de California, al beberlo liberamos endorfinas, las hormonas encargadas de hacernos sentir felicidad, reduciendo el riesgo de padecer depresión.
  • Mejorar la salud cardiaca es posible con una copa de vino: esta bebida tiene un alto contenido de polifenoles que evitan la formación de coágulos y reducen el llamado “colesterol malo”. Además, La vitamina E mejora el perfil de los lípidos en la sangre optimizando la circulación.

MITOS

  • Hombres y mujeres de similar peso aguantan cantidades iguales de alcohol: la distribución de la grasa en el organismo y la baja presencia de la enzima llamada alcohol deshidrogenasa, hace que, usualmente, las mujeres aguanten menos alcohol. Esta enzima reduce los niveles de intoxicación que llegan al flujo sanguíneo.
  • Mezclar el vino con otras bebidas alcohólicas de distinto origen, emborracha más: el alcohol que consumimos viaja por la sangre a todo el organismo, ocasionando distintos efectos en nuestro cuerpo. Independientemente de su origen, color o sabor, el alcohol es alcohol.
  • El vino siempre causa dolores de cabeza: Aunque aún no existen resultados científicos 100% comprobables, se han realizado diversos estudios para comprender la relación del dolor de cabeza con el vino. Algunos se lo atribuyen a los sulfitos, sales orgánicas utilizadas por sus efectos antioxidantes. Otros, responsabilizan a las histaminas, procesadas por nuestro cuerpo; sin embargo, algunas personas no pueden asimilar estos compuestos naturales, provocándoles gran sensibilidad que se refleja en intensas jaquecas.

     Como en la mayoría de los temas, las personas tienden a crear ideas y opiniones, a veces carentes de fundamento, hasta que toda la sociedad las adopta como un hecho o una verdad. El mundo de los vinos no es la excepción. Lo importante es no creer ciegamente en mitos, investigar para acercarnos a las verdades, y en el caso del vino, entender los beneficios que nos puede brindar, siempre que se tome con moderación.




    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

    Maridajes con vino