• or
  • Create an account

Maridaje de Vinos Dulces y Semi Dulces

El maridaje de los vinos dulces y semidulces es sencillo. Tan sólo debes prestar atención a las características del alimento (su grado de dulzor, de acidez, de grasa, etc.) e intentar que el sabor de éste no anule al del vino y viceversa. Los sabores deben complementarse. El maridaje perfecto es aquel que hace que los sabores se mezclen en la boca proporcionado cada uno de ellos un valor añadido al otro producto con el que se combina.

A continuación vamos a nombrar aquellos alimentos con los que un vino dulce o semidulce suele combinar a la perfección.

  • Postres dulces: aquellos postres con un intenso sabor dulce pueden maridar a la perfección con un vino dulce que también proporcione un aroma intenso. El chocolate puede ser acompañado con vinos tintos dulces. Los postres compuestos con crema pastelera o cremosos helados pueden combinarse con vinos dulces naturales.
  • Frutas: maridan a la perfección con vinos dulces o semidulces que posean un alto grado de acidez. Las frutas poseen en su esencia una acidez natural que combina a la perfección con este tipo de vinos. Dependiendo del tipo de fruta podemos elegir vinos dulces o semidulces más cítricos, violáceos, con aromas e frutos rojos, etc.
  • Quesos: un vino dulce puede resultar exquisito si lo combinamos con un queso fuerte. Los vinos dulces y semidulces siempre son una buena opción para maridar con quesos. SI el queso es picante, el grado de dulzor del vino debe ser mayor.

Esta es una guía básica de maridaje de vinos dulces y semidulces. Pero recuerda que a la hora de combinar alimentos y vinos, no existen reglas exactas. Sigue tu instinto olfativo y gustativo. Prueba combinaciones y confía en tu paladar. Hay ocasiones en las que, aunque tengamos en mente una guía básica de maridaje de vinos dulces y semidulces, podemos descubrir una combinación que nos sorprenda y que, a priori, nunca habríamos pensado que funcionaría.

February 22, 2018 escrito por Vinos La Redonda 0 comments