No disponible

Un regalo perfecto para Papá

dia del padre

Vinos para el día del Padre

Hay tantos padres como tipos de vino. Y encontrar el match perfecto, si uno conoce bien, no es difícil. El asunto es que la mayoría de las veces los hijos no le prestamos mucha atención a los gustos vínicos del padre, porque el vino no nos interesa, o como también sucede, queremos aggiornarle el paladar y sacarlo de los clásicos que toma hace años, porque el vino nos enloquece.


Cualquiera sea el caso, existe un truco para no fallar: es más fácil saber qué comida le gusta, y deducir de ella el vino que será perfecto para su paladar, que empezar a buscar a ciegas en la góndola. De modo que si estás pensando en regalarle una buena botella en su día, en esta lista de comidas y vinos encontrarás una guía fácil y rápida para hallar la botella perfecta.

Para un padre amante del asado

En cualquier país que adore el fuego para la cocción, el asado tiene un importante club de fans. Sea porque las costillas gustan anchas, el cuadril jugoso y la entraña con el cuero crujiente, en cada padre asadero hay un padre bebedor de vinos tintos. Y si buscás uno que se ajuste a esta pasión, es raro fallar con un Cabernet Sauvignon o Malbec, que es un vino rico en taninos y con paladar apretado, perfecto para balancear el fundido ahumado de las grasas. 

Para un padre vegetariano (o casi).

Están los que prefieren los vegetales grillados, otros que mueren por una suflé de alcauciles (o alcachofa como también se conoce) y los que lucen soñadores frente a una ensalada de rúcula, portobellos y parmesano en escamas. Son los menos, es cierto, pero que los hay los hay. Para ellos, nada mejor que un rico blanco, cuya aromática y tensión gustativa resultan ideales para los sabores verdes, siempre ferrosos, siempre algo amargos de los vegetales. En este caso los mejores serán un Chardonnay de Serie U ó un Sauvignon Blanc de Orlandi.

Para un padre amante de los pescados

Trucha grillada, congrio frito, cebichito de lenguado: hay padres que pierden la cabeza por un buen pez hecho como es debido, es decir, cocido por fuera y apenas hecho por dentro. Para padres así, hay algunos vinos inmejorables. En plan de sorprenderlo en su día, lo mejor es un Sauvignon Blanc de Orlandi, La carga aromática, la elevada frescura y la textura apretada de éste vino, resultará un delicioso filo para cortar con el sabor del mar.

Para un padre postrero y goloso.

Algunos padres, sin embargo, sienten que se les va la vida en un trozo de pastel de chocolate. Otros mueren por el flan. Mientras que un grupo no menor viaja a la infancia montado en un panqueque de dulce de leche y azúcar gratinada. Si tu padre está en este grupo de golosos, lo mejor es apuntar a dos tipos de vinos, con los que le dará rienda suelta a su pasión: por un lado vino tipo Jerez Fortificado Porto Rojo 750ml, ó en particular el vino Tinto Ruby, más intenso y brioso que funciona como una golosina etílica; para disfrutar una buena tarta de limón ó de chocolate.

Para un padre fan de la pasta.

A la hora de las fantasías, el ingenio de los creadores de pastas no tienen límite: están las secas que se sirven al dente, como un buen penne rigatti o unos orecchiette, o bien las frescas, que se sirven más blandas, como los gnocchis y los ravioli. Para un padre que adore las pastas, las opciones de salsas tampoco conocen límites. Cualquiera sea el tipo, sin embargo, ningún amante de la pasta puede negarse a una botella de un tinto chispeante y aromático, de moderada frescura, porque maridan bien con todas. Así resultan los Merlot de La Redonda o de Orlandi

 

 

 

 

 

 

 

 

June 11, 2018 escrito por Vinos La Redonda 0 comments